RECENT POSTS

 Adiós, culottes.

Los quisiste en 1998 y, sin duda, los querrás en 2018.

Sí, 2018 se está pareciendo cada vez más a 1998, por lo menos estilísticamente hablando. Los slip dresses están por todos lados y los tenis que usaban los papás al final del siglo son una de las tendencias más populares. 

Los jeans tampoco han podido escapar de la nostalgia por los 90 que se vive actualmente y una nueva silueta que comienza a asomarse entre celebridades, lo demuestra. 

Ciertamente, no se trata de un modelo innovador, sino el rescate de la manera cómo las más cool de la última década del siglo pasado usaban sus pantalones de mezclilla, con la bota recta y con suficientemente largos para cubrir los tobillos y cubrir parte de los zapatos, fuesen tenis, de tacón o sandalias. 

 

En una temporada dominada por los culottes, los capris y los ruedos recogidos, este tipo de pantalón destaca por ser una alternativa poco común.

Así se le vio a Sophie Turner recientemente, con unos pantalones que no entraban en la categoría mom jean, tampoco en la de boyfriend y menos en la de los skinnies. La prometida de Joe Jonas lucía cómoda, cool y diferente al resto.

De igual manera, pero quizás no tan obvia, la nglesa, Rosie Huntington-Whiteley llevó también un modelo de pantalón que recordó -por las mismas razones- a 1998. Unos jeans claros con el largo justo para cubrir sus tobillos y darle un toque extra de elegancia a su look casual compuesto además por una camisa blanca de botones, una s sandalias nude y un blazer negro.

En ambos casos el largo de los pantalones sirvió para subrayar la esencia de cada look, en el caso de Sophie cerrar la idea de lo cool y en el de Rosie la de la elegancia.

 

 

Super User